sobre mi

Me llamo Núria y nací hace unos cuantos años en Barcelona. Tengo mucha memoria para los números y mala memoria fotográfica. Quizás debería haberme dedicado a la contabilidad o algo parecido en el que tuviera que manejar cifras y cifras y más cifras y aunque lo intenté, enseguida me dí cuenta que eso de los números no era lo mío y decidí dedicarme a la fotografía  para poder recordar aquellos momentos que mi memoria no recordaba.

Así que el hecho de empezar a fotografiar escenas de la vida misma me enganchó.  Soy titulada en Fotografía desde 1998. Durante más de 10 años he estado impartiendo clases en distintas escuelas oficiales, tanto de Fotografía digital como de retoque fotográfico con Photoshop y Ligthroom. Todavía sigo haciendo cursos y talleres, nunca se acaba de aprender.

He realizado diferentes reportajes fotográficos muy interesantes. La Diputación Provincial de Cáceres, editó un libro con mis fotografías, Alimentos con denominación de origen de la provincia de Cáceres. Un proyecto que duró más de 6 meses.

También fotografié las obras de restauración que la Junta de Extremadura llevó a cabo durante 1998-2003. Gracias a estos trabajos, pude tener acceso a lugares impresionantes de monasterios y descubrir auténticas maravillas escondidas para el público general. De ese trabajo fotográfico nació otra publicación, Extremadura Restaura 1990-2003

Fue también para la Junta de Extremadura, para la que hice uno de los trabajos más bonitos que me han encargado: fotografiar la Vía de la Plata desde Sevilla hasta Salamanca. Fue toda una aventura que ahora recuerdo con cariño, pero en la que hubo días durillos. Estas fotografías pueden verse en el Centro de Interpretación de la Vía de la Plata que hay en la ciudad de Mérida. Algunas de ellas fueron adquiridas por el Ministerio de Cultura para una exposición itinerante: “La Vía de la Plata, una calzada y mil caminos” de la que también se editó un libro.

Además de todo esto, mis fotografías están presentes en más publicaciones, libros, revistas y folletos de fotografías culinarias, sobre todo, trabajos realizados para diputaciones provinciales.

Tengo dos peques, un niño y una niña, mellizos, a los que persigo diariamente para fotografiar tooooodo lo que hacen. Debo de hacerlo mucho porque cuando todavía no tenían 3 años y ya cogían la cámara compacta y hacían fotos de sus pies, sus zapatos, entre ellos o a mi.

Así que como os podéis imaginar, mi día a día es una vorágine en la que apenas me da tiempo de parar. Eso no quita que siempre sueñe con explorar otras latitudes. Mi diario creativo crece y crece con proyectos e ideas para fotografiar  a diferentes horas del día y de la noche, pero sobre todo, a la hora mágica de la luz azul.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies