La boda de mi amiga la de la tienda bonita

 

Así es como llama mi hija a Beatriz, imaginaros de que es la tienda….  de cosmética. Está en el centro de Cáceres y  la primera vez que entró en ella tenía tres años. Iba la primera. Vio una tienda llena de pinta uñas, pintalabios, coloretes…. el color dominante de la tienda, el rosa, su preferido  y con muchas luces. Lo primero que dijo fue: “Mami, quiero tooooodo lo que hay en esta tienda”. Le encanta maquillarse, no se de donde lo habrá sacado porque yo soy un poco negada para eso del maquillaje. De  vez en cuando Mar me maquilla con sus maletines de maquillajes y pinturas. Yo aguanto estoicamente mientras pienso que no dejo de ayudarle a dar rienda suelta a su creatividad aunque para ello esté usando mi cara como si de un bloc de dibujo se tratase. Luego  me cuesta explicarle que por muy guapa que esté su mami maquillada, no puede salir a la calle así.  Lógicamente, de la tienda de mi amiga,  salió  con un pinta uñas y un brillo de labios, no comprado por mi, sino regalado por Beatriz y Trini.

Volviendo a la boda de Beatriz fue una boda entre amigos, hecha con mucho cariño. Una boda a la que me apetecía ir porque preveía que iba a disfrutar.

 

Hubo muchísima complicidad. Me encanta esta foto con su padre. (El coche no es el de la novia, si no el mio)

A Beatriz le encantan las fotos y eso los fotógrafos lo notamos, nos facilita muchísimo el trabajo. A  David no tanto, pero aguantó con una paciencia infinita.

Fue una boda handmade, con muchísimos detalles de decoración y regalos hechos a mano por ella y sus amigas. Cuando hablábamos de las fotos me dijo que le gustaban mucho los detalles, así que fotografíe muchos de ellos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies