Exposición: empezando a comprender II

La semana pasada os explicaba todo eso de la exposición, velocidad e ISO. Pero por si no os acordáis, vamos a hacer un repaso rápido.

 

apertura

velocidad

sensibilidad

 

Una vez visto esto, la pregunta sería ¿Cómo sé qué valores debería poner en cada foto? Muy fácil, bueno, en realidad, no tanto, pero vamos por lo fácil. Todas las cámaras tienen un fotómetro que mide la luz. Es el fotómetro el que nos indica qué apertura y velocidad que tenemos que poner con la luz que tenemos en la escena y con la sensibilidad o ISO que tenemos en ese momento. Pero…. siempre hay un pero, no todo es tan fácil. Entender cómo podemos usar el fotómetro en nuestro propio beneficio es lo divertido de la fotografía. Seguro que muchos usáis el automático de la cámara para hacer fotografías. ¿Os gusta cómo quedan? ¿Es la escena que estáis viendo en ese momento lo que refleja la pantalla de la cámara? ¿Os habéis preguntado POR QUÉ no “sale” lo que veis?

Es fácil, porque el fotómetro no deja de ser una máquina, está programado para medir la luz, pero no para conseguir efectos más “artísticos” en la imagen. Digamos que carece de la sensibilidad necesaria. Y otra cosa importante, el fotómetro no sabe lo que es importante para nosotros en la escena. Imaginaos la escena de un río. El fotómetro no sabe si lo que queremos es que el agua aparezca como un efecto seda o que aparezca congelada, quieta. agua

 

Así se ve el fotómetro de vuestra cámara cuando miráis por el visor o por la pantalla trasera

fotometro

El rectángulo inferior “debe” de estar en el centro para tener una medición de luz correcta. Si el rectágulo va hacia el -2, hay poca luz y es cuando tendremos una imagen subexpuesta, o lo que es lo mismo, oscura. Si se inclina más hacia el +2, hay mucha luz y tendremos una imagen sobreexpuesta.

 

¿CÓMO TENGO QUE HACER PARA USAR BIEN EL FOTÓMETRO?

  • Me interesa controlar la profundidad de campo: (o lo que es lo mismo, la parte de la imagen que sale enfocada). Para controlar la profundidad de campo tienes que trabajar en el programa de la cámara AV (prioridad de apertura) o M (manual). Escoge la apertura y el fotómetro de la cámara te calculará la velocidad.

faro

En esta fotografía, todo aparece enfocado. Apertura pequeña, número f grande (f16)

 

retrato

Aquí el fondo está desenfocado. Apertura grande, número f pequeño (f2.8)

 

  • Quiero controlar el movimiento: En este caso nos da igual la profundidad de campo. Trabajaremos en el Modo S o M(Manual). Pondremos la velocidad que necesitemos en función de si queremos o no congelar el movimiento y el fotómetro nos calculará la apertura.

movimiento

Velocidad lenta, sensación de movimiento (v 1/2)

movimiento

Velocidad rápida. Movimiento congelado (v 1/250)
  • Quiero controlar la profundidad de campo y el movimiento: En este caso, tenemos que trabajar en Manual. Iremos moviendo los controles de la apertura y de la velocidad hasta conseguir la medición correcta.

Y como sé que todo esto es un poco lioso, se me ha ocurrido diseñaros una mini guía parecida a la que yo llevaba siempre encima cuando estudiaba fotografía. Es una tarjeta en formato 10x15cm. Mi consejo es que la imprimáis, la plastifiquéis y la llevéis con el equipo fotográfico.  Va bien para ir consultándola, sobre todo al principio . Para descargarla solo tenéis que hacer clic en la imagen.

trucos fotografía

¿Cómo lo veis? Divertido a ¿qué si? Estudiad vuestra cámara, haced pruebas y ya sabéis, estaré encantada de resolveros todas las dudas que tengáis que seguro que son muchas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies