Estudio fotográfico casero “low cost”

Amigos y conocidos me preguntan a menudo como pueden hacer fotos de sus productos en casa gastando poco dinero porque no les llega el presupuesto para focos, fondos ni reflectores.

 

Este año, cuando me volví a mudar, me di cuenta de que llevaba más juguetes de los niños que material fotográfico mío. He tenido que dejar atrás los focos, los fondos, el cubo soft y los reflectores. Por si acaso, antes de mudarme hice las fotos de la tienda con el fondo blanco, pero luego, mientras montaba la página web, me di cuenta de que les faltaba algo y las repetí pero esta vez con fondo negro y sin mis focos. No os voy a mentir, las fotos hechas con el material fotográfico adecuado quedan muy bien pero no siempre es posible disponer de él y se pueden conseguir resultados muy buenos también con poca cosa. Hoy os voy a enseñar como hacer fotos de estudio con un material  mínimo.

 

Lo que siempre llevo conmigo y que ocupa poco son tres telas, una negra y dos blancas, además de la cámara de fotos y el trípode, imprescindible. Esto es lo básico para poder montar un mini estudio. Eso y una ventana. Pero vayamos por partes.

Material necesario:

  • Telas o cartulinas para el fondo
  • Tela blanca fina para tamizar la luz (si no es blanca podemos tener problemas de tonalidades)
  • Cámara
  • Trípode
  • Reflector. En mi caso el reflector es un cartón forrado de papel de aluminio, también sirve una cartulina blanca o cartón pluma
  • Cinta adhesiva
  • Ventana

 

estudio-casero

 

En mi casa tengo un lugar fantástico en la cocina. El mármol está justo al lado de la ventana y como lo que fotografío son objetos pequeños, en ese espacio tengo sitio más que suficiente. Es importante que planchéis la tela del fondo porque luego las arrugas cuestan de retocar. Y si en vuestra casa hay animales de pelos largo como en la mía, acordaros de pasarle el cepillo a la tela negra, creedme, os evitareis pasar horas delante del ordenador quitando pelos. Yo tengo una gata preciosa de pelo largo, una auténtica pesadilla para los fondos negros.

Si el día está nublado no tendréis problemas con el rayito de sol que siempre se cuela por la ventana, aunque como inconveniente habrá menos luz y disparareis a velocidades más lentas. Pero para eso está el trípode. Si es un día soleado tendréis que colocar la cortina en la ventana para evitar rayos indeseables.

iluminacion-ventana

 

El reflector nos ayuda a suavizar las sombras en el lado del producto que está opuesto a la ventana. En fotografía se llama “luz de relleno”.

Yo he usado una tela negra de fondo, pero no te quedes solo con eso, podéis usar cualquier otra tela que os guste, o cartulinas de colores.  Si sois aficionados al scrapbooking, ahí tenéis una infinidad de papeles a cual más bonito que podéis usar como fondo de tus fotos.

Y esta es la fotografía que salió.

 

Y aquí tenéis la imagen final una vez retocada con Ligthroom.

plancha-bronce-antigua

 Fotografía tomada con una Canon Eos 5D MarkII, objetivo Canon 28-105 f2.8, Datos de disparo;  1/30, f 6.3, Iso 800

 

¿Os ha servido de algo este post? ¿Conocéis alguna otra manera o idea para un estudio “low cost” ? Comentadme y no os olvidéis de suscribiros al blog. La semana que viene  os espero con un vídeo tutorial donde os contaré como retocar la fotografía para que quede perfecta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies