Consejos fotografía gastronómica

Tanto si sois aficionados a la gastronomía y la cocina como si no, seguro que sabéis que Instagram y otras redes están llenas de fotografías de comidas. Algunas preciosas, pero otras dejan bastante que desear.

Antes de todo, os tengo que decir que en las fotografías de comida que normalmente veis en prensa, libros, revistas, etc., intervienen muchos profesionales, empezando por el cocinero, estilista, asistente de estilismo, director creativo, fotógrafo, ayudante de fotografía… Así hasta más o menos 10 profesionales. Vosotros lo hacéis solos. Vosotros cocináis, colocáis, emplatáis y hacéis la fotografía. Como mucho, si tenéis suerte, conseguís que alguien os aguante el fondo. Así que ya solo por eso, el mérito ya es grande.

Fotografiar platos no es fácil, pero siguiendo unos cuantos consejos, conseguiréis fotos que reflejarán mejor vuestros platos:

 

1.- PLANIFICA LA SESIÓN

Tienes que empezar montando el estudio o mesa donde vayas a hacer las fotografías. Coloca el fondo, ten elegida la vajilla en la que vas a emplatar, así como el attrezzo o la utillería que vas a usar. Realiza alguna foto para comprobar si el resultado funciona. Escoge el punto de vista desde el que vas a fotografiarlo, comprueba la luz, usa un trípode…, en definitiva, tenlo todo preparado de manera que cuando ya tengas el plato cocinado, solo haya que colocarlo sobre la mesa. Esto es importante porque, a no ser que quieras fotografiar comida más duradera como bizcochos, galletas, fruta…  la comida cocinada tiene solo unos pocos minutos en los que está perfecta, enseguida empieza a resecarse, oxidarse o a perder brillos. Por eso es importante planificar al máximo la fotografía que quieres hacer.

Normalmente yo me la imagino, la visualizo antes de hacerla, así que el día que voy a hacer las fotos,  voy segura porque ya sé lo que quiero y como conseguirlo

 

2.- LA LISTA DE LA COMPRA

A la hora de hacer la compra, elige el mejor producto. Si tienes confianza con los vendedores del mercado, quizás les puedas decir que te guarden la mejor pieza para ese día. Si  las piezas con las que trabajas son bonitas y están frescas, menos tendrás que retocar después y más apetecible se verá la imagen final, una lechuga pasada o un tomate golpeado no es lo mejor.

fotografía gastronómica

My baking addiction

3.- EL FONDO CUENTA

Ten en cuenta el fondo. Usa fondos lo más neutros posibles para que no distraigan la vista, te ayudarán en la composición y no restarán protagonismo al plato.

fotografía gastronómica

Sunday Suppers

4.- LA LUZ 

La luz lo es todo en fotografía. Tanto da si es artificial o luz natural, lo importante es que la sepas usar. En el caso de ser luz artificial es importante que sean focos o flashes calibrados  “luz día” para evitar dominantes que afearían y quitarían frescura a la comida. Si fotografías con luz natural, es ideal un día con sol, pero eso sí,  ten cuidado con los rayitos de sol que se cuelan a través de la ventana.

Si ya has hecho más fotografías en el mismo sitio, controlarás cual es la mejor hora para fotografiar.  Acuérdate de usar reflectores para suavizar las sombras que se crean en el lado contrario a la ventana. En esta entrada antigua, puedes ver cómo colocar los elementos en un estudio casero.

fotografía gatronómica

Linda Lomelino

5.- COMPOSICIÓN

No necesariamente tenemos que fotografiar solo el plato. En ocasiones, es posible que nos apetezca fotografiar  los ingredientes usados en una receta, o jugar con loa elementos que hay alrededor. Al principio, encontrar un equilibrio entre todos los elementos de la imagen es difícil pero, con el tiempo, educamos la visión y es más fácil ver cuál es la mejor composición para lo que queremos transmitir. Eso sí, tenéis que tener muy claro que un exceso en la composición no es lo mejor, sobre todo si tenéis poca experiencia.  El espacio en “blanco” es tan importante como el espacio que ocupas. Eso es lo primero que se aprende tanto en diseño como en fotografía. Para empezar, os recomiendo que utilicéis pocos objetos para luego ir añadiéndolos. Colocad el plato principal que queréis fotografiar y sobre eso id colocando el resto de elementos, pero cuidado, no os olvidéis qué es lo importante en  la imagen, qué queréis transmitir. Si dudáis sobre algo, simplemente sacadlo de la composición.  Muchas veces, una imagen sencilla funciona a la perfección, sin nada más que distraiga.

fotografía gastronómica

Studio Mixture

fotografía gastronómica

 

6. CUIDA LOS DETALLES

Me he encontrado fotos con el mantel arrugado, migas de pan sobre la mesa sin que el pan aparezca en la foto, o el plato a medio comer con los cubiertos usados colocados de cualquier manera o la servilleta sucia.  Son fotografías realizadas y publicadas en blogs  por personas que hacen fotografía gastronómica. No es difícil, solo hay que tener un poco de visión. En mi opinión, no necesito ver un plato a medio comer para saber que seguro estaba buenísimo. Visto así, a mí no me resulta apetecible. Son diferentes las fotografías como una tableta de chocolate con un mordisco por ejemplo. Cada cual es libre de fotografiar lo que quiera, pero no cuesta mucho cuidar pequeños detalles para conseguir una fotografía de mejor calidad.

fotografía gastronómica

The Indian Express

 

7.- IMPORTANTE EL PUNTO DE VISTA

Puntos de vista hay varios, en concreto 5, pero para fotografía gastronómica siempre se suele usar el llamado 45º porque es el que nos da una visión igual a la que tenemos del plato cuando estamos sentados en la mesa para comer. No necesariamente se ha de usar este punto de vista, las normas, una vez aprendidas, están para saltárselas, pero sí os aconsejo que empecéis por ese ángulo y luego ya juguéis con ángulos diferentes. El cenital, hecho desde arriba, es un ángulo que también funciona muy bien cuando hay mucho que mostrar.

Cuidado con el ángulo rasante, 0º,  a nivel de la mesa. Las fotografías hechas con este ángulo pierden volumen y detalle, apenas se aprecia lo que se está fotografiando.

fotografía gastronomica

 

8.- NO HAGAS SOLO UNA

Con lo que cuesta cocinar un plato, emplatarlo de forma correcta y colocarlo sobre la mesa, hay que aprovecharlo y hacerle más de una fotografía. Disparad varias desde distintos ángulos, así siempre podréis escoger la que más os guste  y vosotros mismos podréis decidir cuál es el ángulo que mejor funciona.

 

9.- EL ENFOQUE ES IMPORTANTÍSIMO

Si os fijáis, la fotografía gastronómica juega mucho con la profundidad de campo. La profundidad de campo es la parte que aparece enfocada en una imagen. Enfoca siempre la parte del plato que tengas más cerca del objetivo y desenfoca el resto. Si en la composición todo sale enfocado, nuestra vista irá de un elemento a otro y, como espectadores, no tendremos claro qué era lo que querían mostrarme.

fotografía gastronómica

Donna Hay

10.- DIVIÉRTETE

Disfrutad con lo que hacéis, se verá reflejado en las fotos.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies